sábado, marzo 26, 2016

La verdadera historia del Jardín del Edén

La verdadera historia del Jardín del Edén

  • 26 marzo 2016
Una representación de Adán y Eva en el EdénImage copyrightThinkstock
Image captionNo hay manzana ni diablo en el Génesis.
La historia del Jardín del Edén es una de las más conocidas de la Biblia.
Explica cómo Adán y Eva, los primeros seres humanos, pecaron, fueron separados de Dios y expulsados del Paraíso.
¿Cuánto sabes realmente de la historia?
¿Sabes, por ejemplo, que el diablo y la manzana, aunque bien conocidos, no están mencionadas en la versión de la historia que aparece en el Génesis, el primer libro de la Biblia?
Aun más sorprendente es el hecho de que hay una segunda versión corta del Edén en la Biblia, que aparece en el libro de Ezequiel.
No contiene ninguna referencia a Eva y algunos académicos creen que fue escrito antes que el Génesis.
Revela una narrativa muy diferente, en la que un poderoso rey fue expulsado del jardín por comerciar, usar la violencia y por decir que era como Dios.
Explora las imágenes a continuación para conocer algunos de los aspectos fundamentales de la historia del también llamado "Paraíso terrenal".
GUÍA INTERACTIVA
  • Los secretos del Edén

    ×

    Esta es una de tantas representaciones del Edén, con todos los ingredientes clásicos. Pero ¿cómo aparecen estos elementos reflejados en la Biblia?
  • Querubines

    ×

    Tradicionalmente, Occidente ha representado a los querubines como bebés o angelitos gordinflones, pero éstas no son sino interpretaciones más tardías de ideas bíblicas más antiguas.
    En la antigua tradición del Cercano Oriente, los querubines eran criaturas compuestas, como esfinges, que acompañaban a los dioses. Actuaban como guardianes de los límites sagrados y con frecuencia se los esculpía en puertas y muros de templos.
    Los querubines resguardaban las puertas del Edén. En consecuencia, fueron ellos quienes impidieron que Adán y Eva volvieran al paraíso después de ser expulsados.
  • Jardín

    ×

    Los académicos creen que el Génesis fue escrito en la segura mitad del primer milenio después de Cristo.
    Quienes lo escribieron podrían haberse inspirado en los antiguos jardines asirios, que fueron construidos por los reyes para demostrar su poder sobre la naturaleza.
    El libro de Ezequiel cuenta la historia de un rey que trató de ser como Dios y fue expulsado del Jardín del Edén. Quizás el Edén fue un jardín verdadero creado por un rey para honrar a su dios.
  • Montaña sagrada

    ×

    No hay ninguna mención a la montaña sagrada en el Génesis. Sin embargo, el libro de Ezequiel describe a un rey que camina por una montaña sagrada de Dios en el Edén.
    En esta visión, la descripción del cielo comparte buena parte del lenguaje religioso que se usa para hablar de los templos. Está cubierto de joyas y lleno de piedras de fuego sobre las cuales caminan los reyes.
    En la tradición judía, la montaña sagrada de Dios está en Jerusalén: es el Monte Zion. Esto puede apuntar hacia la verdadera ubicación del Edén.
  • Adán

    ×

    En el Génesis, Adán es descrito como el primer hombre.
    Sin embargo, el libro de Ezequiel habla de un rey que logró acceder al Jardín del Edén debido a su estatus. Después de que dijo que era como Dios, fue expulsado.
    En las civilizaciones del Cerano Oriente, los jardines sagrados eran construidos y mantenidos por los reyes.
    No había distinción entre religión y política, y los reyes funcionaban como el vínculo entre lo humano y lo divino.
    Parece que la historia del Génesis tomó elementos de tradiciones religiosas asociadas con la realeza.
    Quizás Adán simbolizaba al rey de la historia.
  • El diablo

    ×

    No hay ninguna mención al diablo en la versión del Génesis.
    En la historia, es una serpiente la que le sugiere a Eva que se coma la fruta del árbol del conocimiento del bien y el mal.
    Interpretaciones posteriores asociaron la serpiente con Satán.
    De hecho, las serpientes no siempre fueron presentadas como malvadas. En la antigüedad, las serpientes eran consideradas criaturas que desafiaban la muerte y guardaban los secretos de la vida y la muerte.
    Moisés tenía un báculo que podía convertirse en una serpiente a una orden suya. Dios también le pidió a Moisés que hiciera una estatua sagrada de una serpiente que tenía el poder de curar a las personas mordidas por serpientes.
  • La manzana

    ×

    El Génesis alude a la fruta prohibida, pero no dice cuál fruta es.
    Dios le dijo a Adán que podía comer cualquier cosa del jardín menos la fruta del árbol del conocimiento del bien y del mal.
    Luego Eva es tentada por la serpiente, se come la fruta y le da de comer a Adán.
    La idea de que la fruta fuera una manzana viene, quizás, de la Grecia antigua, en la cual la palabra 'manzana' significa también 'seno'.
    Las manzanas eran objetos eróticos y símbolos del deseo sexual. Esto relaciona la fruta metafóricamente con la sexualidad de Adán y Eva.

Dónde queda el famoso jardín

La Biblia insinúa algunos posibles lugares en los que estuvo el Edén.
Por siglos, teólogos, historiadores y exploradores han intentado establecer dónde se encontraba y cómo era.
Estas son algunas de las teorías que se han formulado:
IrakImage copyrightThinkstock
Image captionEl Éufrates cruza Irak.
  • Irak: hay una referencia en el Génesis que apunta al río Éufrates.
El Éufrates cruza Irak. Una teoría popular sostiene que ahí se encontraba el Edén, en la antigua cuna de la civilización.
JerusalénImage copyrightThinkstock
Image captionLa Fuente del Gihón está en Jerusalén.
  • Jerusalén: la historia del Génesis menciona el Gihón, uno de tres ríos que cruzaban el Edén.
La Fuente del Gihón se encuentra en Jerusalén. Para algunos académicos, esto es evidencia de que ahí se encontraba el verdadero Jardín del Edén.
IránImage copyrightThinkstock
Image captionHay textos sumerios que aluden al Edén.
  • Irán: hay textos sumerios antiguos que hacen alusión al Edén.
Estos textos y cierta evidencia arqueológica se han utilizado para sustentar la teoría de que el Edén estaba ubicado en una planicie del norte de Irán, cerca de Tabirz.
VenezuelaImage copyrightThinkstock
Image captionColón creía que sus viajes estaban inspirados por Dios.
  • VenezuelaCristóbal Colón creía que muchos de sus viajes estaban inspirados por la divinidad.
Cuando llegó a Venezuela, creyó que había encontrado el Edén. Apoyó esta idea con una teoría de que la Tierra tenía forma de pera, y que el Edén se encontraba en su punto más alto.

No hay comentarios.:

Publicar un comentario

Capacitando a los SERUMS

Capacitando a los SERUMS
Colegio Médico