lunes, septiembre 05, 2016

¿Jabón antibacteriano? No lo necesita; use agua y un jabón normal

¿Jabón antibacteriano? No lo necesita; use agua y un jabón normal


washing hands (350x233)
Subscrí­base para recibir artí­culos para el consumidor en español por email.
En esta página 
Cuando compra jabones y geles de baño, ¿busca usted los productos que dicen “antibacteriano” en la etiqueta con la esperanza de que mantendrán más segura a su familia? ¿Cree que estos productos reducirán su riesgo de enfermarse, propagar gérmenes o infectarse? 
Según la Administración de Alimentos y Medicamentos de los Estados Unidos (FDA, por sus siglas en inglés), no hay suficiente información científica como para demostrar que los jabones antibacterianos de venta sin receta (u OTC, como se les conoce en inglés) sean mejores para prevenir enfermedades que sólo lavarse con agua y un jabón normal. A la fecha, las ventajas de usar una jabón antibacteriano para las manos no se han comprobado. Además, el uso difundido de estos productos por un periodo largo de tiempo ha planteado la duda en cuanto a posibles efectos negativos para su salud.
Después de estudiar el tema, incluyendo un análisis de las publicaciones disponibles y la celebración de reuniones públicas, la FDA dio a conocer una regla propuesta en 2013, que exigía que los fabricantes, los consumidores y otros proporcionaran datos de seguridad y eficacia, si es que querían que la comercialización de los productos antibacterianos que contienen estos ingredientes continuara, pero se ha recibido muy poca información. Por ello, la FDA está emitiendo una regla definitiva, según la cual ya no podrán comercializarse los productos antisépticos de venta sin receta para lavarse que van dirigidos al consumidor (incluyendo los líquidos, las espumas, los jabones en gel para las manos, los jabones en barra y los geles para baño) y que contienen la mayoría de los ingredientes antibacterianos activos, como el triclosán y el triclocarbán.
¿Por qué? Porque los fabricantes no han demostrado que estos ingredientes sean seguros para el uso diario por un tiempo prologado. Además, los fabricantes tampoco han demostrado que estos ingredientes sean más eficaces, en ninguna medida, que el agua y jabón comunes y corrientes para prevenir las enfermedades y la propagación de ciertas infecciones. Algunos fabricantes ya han comenzado a eliminar estos ingredientes de sus productos, en anticipación de la regla definitiva de la FDA.
“Seguir las sencillas prácticas para lavarse las manos es una de las maneras más eficaces de prevenir la propagación de muchos tipos de infecciones y enfermedades en el hogar, la escuela y dondequiera”, afirma la Dra. Theresa M. Michele, MD, de la Sección de Productos Farmacológicos de Venta sin Receta Médica de la FDA. “No podemos insistir lo suficiente en esta recomendación. Es sencillo, y funciona”.
La regla definitiva de la FDA comprende únicamente a los jabones antibacterianos y los geles de baño para el consumidor que se utilizan con agua; no corresponde para los desinfectantes ni las toallitas húmedas desechables. Y tampoco corresponde para los jabones antibacterianos que se utilizan en entornos de atención médica, tales como los hospitales y los sanatorios.
regrese al inicio

Qué es lo que hace ‘antibacteriano’ a un jabón

Los jabones antibacterianos (a veces llamados jabones antimicrobianos o antisépticos) contienen ciertas sustancias químicas que están ausentes en los jabones normales. Estos ingredientes se añaden a muchos productos de consumo con la intención de reducir o prevenir las infecciones por bacterias.
Muchos jabones líquidos que dicen antibacteriano en la etiqueta contienen triclosán, un ingrediente que preocupa a muchos grupos ambientalistas, académicos y de fiscalización. Los estudios en animales han demostrado que el triclosán altera el funcionamiento de algunas hormonas en el organismo, y es motivo de posible preocupación por los efectos de su uso en los seres humanos. Aún desconocemos de qué manera el triclosán afecta a los seres humanos, y es necesario investigar más.
“No hay datos que demuestren que estos fármacos proporcionen una protección adicional contra enfermedades e infecciones. El uso de estos productos podría darle a la gente una falsa sensación de seguridad”, explica la Dra. Michele. “Si uno usa estos productos porque piensa que lo protegen más que el agua y el jabón, está equivocado. Si uno los usa por cómo se sienten, hay muchos otros productos que tienen formulaciones similares, pero que no exponen a su familia a sustancias químicas innecesarias. Y algunos fabricantes han comenzado a modificar estos productos para eliminar estos ingredientes”.
¿Cómo puede uno saber si un producto es o no antibacteriano? Para los medicamentos de venta sin receta, los productos antibacterianos por lo general incluyen la palabra “antibacteriano” en la etiqueta. Además, la presencia de una etiqueta de información farmacológica en un jabón o un gel de baño es un indicio de que el producto contiene ingredientes antibacterianos.
regrese al inicio

El triclosán y las preocupaciones de salud

El triclosán puede encontrarse en muchas partes hoy en día. Se ha añadido a muchos productos de consumo, entre ellos prendas de vestir, utensilios de cocina, muebles y juguetes, para evitar la contaminación bacteriana. Por este motivo, la exposición de las personas al triclosán a largo plazo es mayor de lo que se pensaba, suscitando inquietudes sobre los riesgos potenciales relacionados con el uso de este ingrediente durante el transcurso de toda una vida.
Además, los estudios de laboratorio han planteado la posibilidad de que el triclosán contribuya a que las bacterias se vuelvan resistentes a los antibióticos. Algunos datos muestran que esta resistencia puede tener un efecto significativo en la eficacia de los tratamientos médicos, tales como los antibióticos.
La FDA y la Agencia de Protección Ambiental (EPA, por sus siglas en inglés) han venido colaborando estrechamente en temas científicos y de control relacionados con el triclosán. Esta labor conjunta ayudará a asegurar que haya uniformidad a todos los niveles del gobierno en cuanto al control de esta sustancia química. Ambas dependencias están analizando los efectos del triclosán desde dos perspectivas diferentes.
La EPA controla el uso del triclosán como pesticida, y está en proceso de actualizar su evaluación de los efectos que tiene esta sustancia cuando se utiliza en pesticidas. La FDA se enfoca en los efectos de triclosán cuando lo usan los consumidores de manera regular en jabones para las manos y geles de baño. Al compartir la información, las dos dependencias podrán medir mejor la exposición y los efectos del triclosán, y cómo estos usos divergentes de la sustancia pueden afectar la salud de los seres humanos.
La EPA vuelve a evaluar cada uno de los ingredientes activos de los pesticidas cada 15 años. El Plan de trabajo definitivo de la EPA de evaluación de riesgos para el triclosán está disponible en el expediente núm. EPA-HQ-OPP-2012-0811.
regrese al inicio

Más información sobre la regla de la FDA

La regla de la FDA aún no se impone a tres compuestos químicos (el cloruro de benzalconio, el cloruro de bencetonio y el cloroxilenol). Los fabricantes están generando y pensando presentar nuevos datos de seguridad y eficacia para estos ingredientes.
Con excepción de esos tres ingredientes que aún están bajo estudio, todo producto que utilice los otros 19 ingredientes activos tendrá que cambiar su fórmula, o dejarán de estar disponibles para los consumidores. Los fabricantes tendrán un año para cumplir con la regla.
Esta regla no corresponde para los desinfectantes para las manos. En junio de 2016, la FDA emitió una regla propuesta solicitando información científica adicional a los fabricantes, demostrando que los ingredientes activos de los desinfectantes para las manos son generalmente considerados como seguros y eficaces para reducir el número de bacterias en la piel. Para conocer la diferencia entre los desinfectantes para las manos y los jabones antibacterianos, visite nuestra página de información para el consumidor.
regrese al inicio

Consumidores: sigan lavándose con agua y un jabón normal

Entonces, ¿qué deben hacer los consumidores? Lavarse las manos con agua y un jabón normal. Ése sigue siendo uno de los pasos más importantes que puede dar para no enfermarse y prevenir la propagación de los gérmenes. 
Este artículo está disponible en la página de Artículos para el Consumidor de la FDA, en la cual se publican las últimas novedades sobre todos los productos regulados por la FDA.
2 de septiembre de 2016
regrese al inicio

No hay comentarios.:

Publicar un comentario

Capacitando a los SERUMS

Capacitando a los SERUMS
Colegio Médico