jueves, octubre 13, 2016

“El arte posee valores más potentes que la matemática”

León Trahtemberg: “El arte posee valores más potentes que la matemática”

“La escuela tradicional considera al chiste una herejía […] Cuando uno recuerda su historia escolar, evoca 2 cosas principales: los amigos y el recreo”.

(Rafael Cornejo)
(Rafael Cornejo)
Mijail Palacios Yábar

Mijail Palacios Yábar

@mijailpy
La coyuntura político-educativa ha puesto en el ojo de la tormenta (adrede o no) la gestión en el Ministerio de Educación. So pretexto de ello, buscamos al líder pedagógico León Trahtemberg para ir más allá de la coyuntura y que nos dé luces de la problemática educativa.
¿La educación en el Perú ha tenido avances?
En los últimos años se ha hecho un esfuerzo por revertir el deterioro acumulado. Pero son acciones que impactan, sobre todo, fuera del aula. La tarea pendiente es lograr ahora un salto adelante dentro del aula.
¿Es normal que un niño no quiera ir al colegio?
Precisamente, ese es un diagnóstico de que algo está pasando en la escuela que hace que los niños se sientan fracasados, inútiles.
No encuentran motivación.
Es lógico. Si el Ministerio de Educación todos los años publica los resultados de las pruebas censales en las que identifica si los alumnos están aprendiendo o no, y le dice a la opinión pública que el 75% de los alumnos fracasa en el aprendizaje básico de las matemáticas, y todo el tiempo se transmite el mensaje de que la mayoría de peruanos no aprende; entonces, cómo un alumno puede disfrutar de ir a la escuela.
¿Qué opina de las calificaciones a través de letras?
En la medida de que las letras se establecen como equivalencias de números, entonces no implica ningún cambio. El sentido de usar letras quizá se puede parecer a los colores de los cinturones del karate. Tener un cinturón marrón no significa que no sabe karate. Los números establecen jerarquías. Y al jerarquizar comparas, y al comparar te olvidas de las diferencias individuales porque asumes que todos son igualmente capaces de lograr el 20.
Se dice que el ministro de Educación, Jaime Saavedra, es uno de los mejores que hemos tenido. ¿Qué opina?
Lo que pasa es que cuando uno habla de un ministro se tiene que hablar del paquete completo. Tengo simpatía grande por él, pero no estoy de acuerdo con lo que están haciendo con el currículo, el proyecto de reglamento de la educación privada y con la falta de promoción a la innovación en educación. Pero cuando miro el panorama completo y veo lo que ha promovido en los últimos tres años, encuentro que tiene una serie de méritos.
Viendo el paquete completo, ¿debe seguir?
No tengo una opinión formada al respecto. Depende de las alianzas que sea capaz de establecer con los distintos sectores que lo cuestionan. Un ministro es constructor de puentes.
En la calle se discute que no hay docentes comprometidos. ¿Qué opina?
¿Cuál es la probabilidad de que una persona que va a una universidad le toque un profesor de vanguardia? Para estar en la vanguardia se requiere ser un investigador y estar al día con todo lo que ocurre en su área o ser una persona que está en el mundo de los negocios. En el común de las universidades hay muy pocos investigadores y los profesores de tiempo completo, o buena parte de los que son solo catedráticos, no tienen idea de lo que pasa en la calle.
¿Y a los padres de familia qué les toca?
Tienen como experiencia en educación la que tuvieron cuando fueron al colegio o universidad, y a ellos les da seguridad que se siga haciendo lo que siempre se ha hecho. La única manera de moverles el piso es levantar positivamente a los que hacen las cosas de otra manera y que funcionan bien. Es cómo paulatinamente los padres empiezan a apreciar el arte, porque la gente comienza a entender el valor de las artes plásticas, la música, el teatro. Este último, por ejemplo, tiene un potencial para que los chicos empiecen a desarrollar su personalidad e imaginación.
¿Estas artes son realmente potentes agentes de cambio?
Muy potentes. El arte posee una cantidad de valores sociales, personales, culturales, comunicacionales mucho más potentes que la matemática o el lenguaje escrito. Lo que no quiere decir que no esté bien que sepan escribir o calcular. Lo que digo es que hay una serie de capacidades y necesidades en la vida humana que no quedan resueltas por saber escribir o calcular.
¿Los cursos de arte deben tener más horas de clases?
Uno de los problemas es la concepción de que cada curso tiene un número de horas. Cuando separas los cursos le dices al niño ‘no integres, piensa en las cosas segmentadas, que la matemática no tiene nada que ver con la biología’. Por ejemplo, hay una obra en La Plaza, que es La Odisea, donde se integra música, danza con tolerancia a la frustración. Claro, en un curso tradicional eso sería psicología y no arte.
¿El Plan Lector funciona?
Es que es una catalogación de lo que hay que leer a determinada edad; otra vez, es una manera de encasillar. Todo este intento de convertir al ser humano en un robot atenta contra el placer del aprendizaje.
¿El valor del juego, del recreo, qué tanto debe revalorarse?
La gente aprende jugando. El humor también es sancionado. La escuela tradicional considera al chiste una herejía. La escuela tradicional tiene que ser solemne, fría, castigadora, sagrada. Y por eso es que cuando uno recuerda su historia escolar, evoca dos cosas principales: los amigos y el recreo, igual que en una cárcel.

Autoficha

  • “He estudiado Ingeniería Mecánica; maestrías en Administración de Empresas, Educación, especialización en Administración Educativa y me han regalado cuatro doctorados. He publicado como 25 libros. No me veo como un líder político, me siento un ejecutor”.
  • “En el Perú, el ministro de Educación es el cuarto o quinto hombre que decide en Educación. Tienes al presidente, al primer ministro, al ministro de Economía, que decide mucho más que el de Educación, y el liderazgo político en el Congreso”.
  • “Cómo puedes empujar la educación peruana, desde la perspectiva de un ejecutor como yo, cuando tienes que subordinarte a tantos pareceres. En el colegio fui el primer alumno en primaria hasta que me di cuenta de que eso no sirve de mucho. Era muy bueno en matemática, ciencia”.

Si te interesó lo que acabas de leer, recuerda que puedes seguir nuestras últimas publicaciones por Facebook, Twitter y puedes suscribirte aquí a nuestro newsletter.

No hay comentarios.:

Publicar un comentario

Capacitando a los SERUMS

Capacitando a los SERUMS
Colegio Médico