viernes, abril 01, 2016

La infertilidad, ¿está relacionada con la dieta?

La infertilidad, ¿está relacionada con la dieta?

Por Mónica Mazariegos. 
Los problemas de fertilidad han aumentado en los últimos años, lo que ha llevado a muchas parejas a someterse a técnicas de reproducción asistida, como la fertilización in vitro. Según la Organización Mundial de la Salud (OMS), se habla de infertilidad cuando las mujeres en edad reproductiva (15 a 49 años) con posibilidad de quedar embarazadas–son sexualmente activas, no usan métodos anticonceptivos y no están lactando–reportan no tener éxito para embarazarse después de 12 meses o más de intentarlo.
La infertilidad como problema de salud pública
Enfocarse en la infertilidad ha sido muy criticado en países en desarrollo ya que se argumenta que los programas de salud reproductiva deben de enfocarse en el control de embarazos más que en los tratamientos de fertilidad. Muchas personas piensan que el costo es demasiado elevado y no se justifica en países donde hay necesidades más urgentes. Pese a esto, la OMS cataloga a la infertilidad como un problema de salud pública y existen datos del año 2010 que muestran que la infertilidad afecta al 15% de las parejas en edad reproductiva a nivel mundial.
La infertilidad y los hombres
La carga de la infertilidad a menudo es atribuida a la mujer (dado que el embarazo y el parto le son propios). Sin embargo, la OMS ha reportado que el 50% de los casos de infertilidad se deben a una capacidad reproductiva masculina deficiente.
Un estudio reciente ha encontrado que la calidad de las grasas que se ingieren afecta la cantidad y calidad del esperma en los hombres. Así mismo, en otro estudio publicado recientemente, se encontró que aquellas parejas con diagnóstico previo de infertilidad que estaban sometidas a alguna técnica de reproducción asistida y en las cuales los hombres tuvieron un mayor consumo de grasas trans (se encuentran principalmente en productos industrializados como margarinas, bollería, galletas, snacks y grasas de origen animal) tuvieron menor probabilidad de éxito en la fertilización asistida.
En las parejas donde los hombres tenían un alto consumo de grasas trans la probabilidad de tener una fertilización exitosa fue de 64% mientras que en aquellos que tenían un menor consumo de este tipo de grasas, la probabilidad de éxito fue del 77%. Es importante mencionar que el efecto del consumo de grasas trans sobre la probabilidad de éxito en la fertilización es independiente del índice de masa corporal de los hombres y las mujeres, del diagnóstico previo de infertilidad de la pareja, y de otros factores de riesgo conocidos para la infertilidad, como el hábito de fumar y la edad de ambos.
Estos resultados y estudios sugieren que la dieta de los hombres (y no olvidemos que también la de las mujeres) juega un papel importante en la fertilidad. Por lo tanto, aquellas parejas que busquen ser padres de manera natural o se sometan a una terapia de reproducción asistida, podrían beneficiarse y aumentar la probabilidad de éxito en la fertilización si modifican la calidad de la dieta, realizan ejercicio y mantienen un peso saludable.
Mónica Mazariegos es nutricionista con una maestría en salud pública con énfasis en epidemiología.

No hay comentarios.:

Publicar un comentario

Capacitando a los SERUMS

Capacitando a los SERUMS
Colegio Médico